sábado, 15 de julio de 2017

Sputnik Mundo; Daniel Trujillo;"La OTAN se quita la máscara y se pone al lado de los nazis"

Es lo que sostienen muchos internautas al comentar un vídeo que acaba de publicar la Alianza Atlántica en su cuenta de Twitter. La obra presenta como héroes a los colaboradores de los nazis que actuaron en los países bálticos durante la Segunda Guerra Mundial y después, hasta finales de los años 50.

Según el vídeo, esas personas no eran más que unos valientes quienes tomaron las armas para hacer frente a una Unión Soviética agresiva.

Esta interpretación de los hechos provocó indignación no solo en las redes sociales. La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, recordó que se trata, en realidad, de unos verdugos quienes cometieron más de 3 mil atentados y, utilizando los métodos de tortura más escalofriantes, asesinaron a miles de civiles inocentes. Asimismo, acusó a la Alianza Atlántica de tergiversar la historia y no respetar los dictámenes del Tribunal de Núremberg.

"Calificar a esas personas como luchadores por la independencia de sus países es una farsa", dijo a Radio Sputnik el historiador español Daniel Trujillo Sanz, al indicar que "esos partisanos eran claramente  pronazis" y "luchaban contra las tropas soviéticas cuando estos estaban liberando a los países bálticos de Alemania".

"Esto es simplemente un paso más para profundizar el proceso revisionista infame que está teniendo lugar en todos los países de la OTAN", constató el historiador.

Enlace al audio:
https://mundo.sputniknews.com/radio_que_pasa/201707141070768481-otan-nazis-hitler-revisionismo-historico-rusia-urss/#comments

martes, 20 de junio de 2017

Kurdos; la última carta de Washington en Siria

El ultimo y quizás más grave acto de guerra perpetrado por EE.UU contra Siria (produciendo el primer derribo de un avión “enemigo” desde 1999) revela definitivamente las intenciones estadounidenses en la región; la última carta a jugar por Washington y sus aliados serán los kurdos.

Mientras se acelera irremisiblemente el colapso y la desaparición del Estado Islámico en Siria e Iraq, los gobiernos de ambos países habrán de lidiar a partir de ahora con la última bala de Washington para arrancar algún éxito duradero tras largos años de campaña en pos de la destrucción del Estado sirio y del Estado iraquí; los kurdos, mediante los cuáles Estados Unidos aún cree posible cumplir parte de su agenda en Siria e Irak.

La utilidad de la causa kurda para los intereses estadounidenses

Bret McGurk, enviado presidencial al
frente de la famosa Coalición anti-Daesh, recibido
por oficiales del YPG.
El derribo de un avión sirio en las proximidades de Raqqah por parte de la aviación estadounidense supone otra nueva agresión contra una nación soberana, invadida ya no sólo por decenas de miles de combatientes extranjeros sino por fuerzas estadounidenses claramente identificadas y presentes al menos reconocidamente tanto en el norte como en el sur del país. (1) (2)

Una acción militar que revela claramente la apuesta de EE.UU por las SDF como fuerza de choque sobre el terreno para contrarrestar los éxitos sirios frente a los terroristas.

Lo que está en juego en Siria en este momento es el mapa de posguerra; una vez decidida la desaparición de DAESH y plenamente consciente de ello, el Ejército Árabe Sirio se ha esforzado en minimizar la profundidad del avance de las SDF hacia los campos petrolíferos de Raqqah (3), yacimientos abandonados por los combatientes del DAESH, y que Washington desearía ver en manos kurdas, tanto para dotar de potencial económico a la entidad territorial kurda, como para debilitar los ingresos de la República Árabe Siria.


Ese petróleo es la única razón por la cuál los kurdos y el resto de SDF tratan de adquirir todo el terreno posible, lejos de la poco creíble excusa de extender su presión a los yihadistas en Deir er Zor. Como recordatorio, fué esta misma fuerza aérea de la Coalición la que atacó al Ejército Árabe Sirio en Deir ez Zor en septiembre de 2016 favoreciendo claramente a DAESH.

Lo cierto es que la propaganda occidental ha tratado de inculcar la falsa idea de que en el escenario sirio confluyen diferentes intereses, desde yihadistas, rebeldes moderados o kurdos hasta el régimen sirio. La única realidad palpable, que se confirma cada día más, es que únicamente hay dos bandos; Siria y sus aliados frente a EE.UU, sus aliados y sus fuerzas aliadas sobre el terreno.


Entre ellas las enigmáticas FDS (Fuerzas Democráticas Sirias), una amalgama de siglas cuyo mayor componente no son las milicias kurdas del PKK-YPG; según el general estadounidense Stephen J.Towsend, sólo suponen un 40% del total de fuerzas, frente a un 60% árabe. Lo único que se puede afirmar con certeza de una fuerza con tal composición étnica, religiosa, social y política (cristianos, turcomanos, sunníes y kurdos) es que su único elemento de cohesión es el patrocino y la sumisión a Estados Unidos. (4)

Incluso con grandes diferencias entre los propios kurdos.sirios e iraquies, no cabe duda que suponen la última baza utilizada por Washington y sus aliados tras la previsible derrota de DAESH y el confinamiento de Al Qaeda a la provincia de Idlib una vez consumada su derrota en Alepo en diciembre pasado.

Para salvar su proyecto, EE.UU y sus aliados utilizan a los kurdos como la única alternativa "presentable" en la región, y en algunas ciudades sirias ya ondea la bandera estadounidense. La intención estadounidense no es la de abandonar la zona; están allí para quedarse.

EE.UU, Europa y unos nuevos y sorprendentes patrocinadores árabes se disponen a poner en práctica la completa independencia de una importante porción de territorio sirio, a la par que se produce la misma maniobra en Iraq.

En ambas regiones kurdas, los gobiernos respectivos de Siria e Iraq se enfrentan a hechos consumados; por una parte, la ocupación militar extranjera en colaboración con una fuerza armada contraria a Damasco, mientras que en Iraq, la independencia kurda es un hecho desde hace tiempo y el muy debilitado estado iraquí apenas podrá hacer nada por detener el proceso habida cuenta de los apoyos externos de los que goza el Kurdistán iraquí.

Irán, en la mira

De lo que no cabe duda alguna es de que la evolución de la guerra en Siria e Iraq ha insuflado nuevos bríos a las históricas aspiraciones kurdas en busca de la instrucción de un estado y una soberanía nacional propias.

Los cerca de 40 millones de kurdos se reparten entre Turquía, Irán, Iraq y Siria; y esas fronteras fueron diseñadas por el acuerdo Sykes-Picot en 1916.

Por ello no cabe excluir la posibilidad de que, quizás, la intención final de esta coordinada y renovada causa kurda (recordemos la abierta guerra del PKK contra el estado turco) apunte a Irán, también parte interesada en cuanto a kurdos se refiere. Quizás el ultimo paso de esta estrategia, tras desmembrar a Siria e Irak y mantener a los turcos en tensión, no sea sino sumar un nuevo aliado regional claramente posicionado con la retórica cada vez más agresiva de EE.UU, Israel y Arabia Saudí contra Irán.

Con los kurdos iraníes puestos en pie de guerra, a Irán se le abriría un nuevo y peligroso frente interno, y los kurdos iraquíes tratarían de expandir sus zonas de influencia tratando de desconectar Iraq de Siria; por tal motivo, no es casual la beligerancia estadounidense y su constante muestra de músculo en el sur de Siria, pues la consolidación de las posiciones que el Ejército sirio y Hezbollah alcanzaron y mantienen en la frontera con Iraq, se ha convertido en una pesadilla para Washington toda vez que establece un corredor directo entre Irán-Iraq y Siria.

La intención del Pentágono en el sur de Siria es exactamente la misma que en la zona kurda; ocupar y consolidar las zonas que poco a poco abandona Daesh, arrebatándoselas al ejército sirio; en otras palabras, sustituir sus peones pero sin ceder terreno, mientras se provoca todo el daño posible al enemigo sirio y tratan de crearse nuevos efectos colaterales a los aliados de Damasco.

Ocupación militar de Rojava
A finales del pasado abril, una portavoz kurda, deslizaba en la prensa británica que, tras la captura de Raqqa, las SDF tenían la intención de “abrirse camino hacia el Mediterráneo”. buscando una salida al mar para los territorios de Rojava (Kurdistán sirio).

El verdadero propósito radica en que las SDF ocupen tanto territorio como el ejército sirio y logren de facto la balcanización de Siria.

Así pues, desde hace tiempo Washington maniobra con descaro a través de sus subordinadas SDF, de tal forma que mientras se produce el colapso de Daesh gracias a los esfuerzos de Siria y aliados, las SDF ocupan casi de inmediato los territorios que Daesh abandona, con algunas acusaciones muy graves que sugerirían corredores abiertos por parte de las SDF para la retirada general de Daesh de Raqqah en direccion Deir ez Zor y Palmyra. Desde luego es altamente sospechoso el modus operandi de la aviación de la Coalición en los días previos al inicio de la.batalla por Raqqah.

EE.UU, con su característica facilidad para conformar y deshacer alianzas, ha encontrado en los kurdos un valioso instrumento de presión contra el maleable Erdogan, dejando sin efecto la presión que Erdogan ejercía sobre la OTAN amenazando con cierres de sus estratégicas bases en Turquía.

EE.UU ya ha encontrado nuevas ubicaciones si cabe aún más interesantes en el territorio kurdo perteneciente a la República Árabe Siria, sellándose la alianza ente EE.UU-YPG (5) a través de un reciente acuerdo de cooperación militar. Dicho acuerdo, extendido por 10 años, contiene la esencia de las intenciones estadounidenses con respecto a la causa kurda:

- "Apoyo a las Fuerzas Democráticas Sirias y proporcionar el apoyo necesario para construir un futuro ejército para todas las provincias del norte del Kurdistán y el norte de Siria."

- "La autoadministración proporciona garantías para la supervivencia de las bases estadounidenses en el área administrativa controlada por las Unidades de Protección Popular y las Fuerzas Democráticas Sirias."

- " Teniendo en cuenta las circunstancias regionales, se establecerá una región autónoma en el norte de Siria."

- "Estados Unidos entrenará a cuadros administrativos en varias áreas de Rojava."

Un acuerdo firmado entre un estado y un grupo separatista calificado como terrorista por su aliado en la OTAN, Turquía, y que ocupa militarmente una enorme extensión de terreno en el norte de Siria gracias a la ayuda militar proporcionada por una potencia invasora; en este caso , EE.UU, que a su vez considera terrorista a la rama kurda-turca (PKK) pero no a la rama kurdo-siria (PYD-YPG).

Simplemente viene a confirmar el papel de los kurdos, que ya quedó retratado hace tiempo no sólo por sus acciones, sino por sus propias aseveraciones; impedir tanto el avance del Ejército Árabe Sirio como impedir que grupos paramilitares chiíes ingresen a Siria. En palabras del jefe de Asayish (Seguridad Kurda), Ciwan Ibrahim (6):

“No permitiremos la creación de ninguna línea de comunicación entre al-Hashd al-Shaabi (Unidades de Movilización Popular, PMU por sus siglas en inglés) y el régimen sirio bajo ninguna circunstancia....No hay diferencia entre Turquía, Irán y el régimen de Bashar al-Assad porque trabajan contra los kurdos sirios”.

Así pues, la militarización completa del área y su control por parte de Washington están completamente asegurados. De hecho, los kurdos alojan ya en su territorio el aeródromo de Rmeilan (Hasaka), que desde octubre del año pasado permite el aterrizaje de cazabombarderos y aviones de transporte, otra base estadounidense en Al-Mabrukah (al oeste de Qamishli ) y otra en las proximidades de la fábrica de cemento Lafarge, al este de la localidad de Ayn Isa, utilizada como centro de entrenamiento para las fuerzas kurdas y como base de helicópteros.

EE.UU gestiona también el aeropuerto de Royaria, cerca de Kobane, desde se dirigen las operaciones de la “Coalición internacional”. Aún posee dos bases más conocidas; una, en la región de Tal Bidar, en el norte de la provincia de Hasaka y otra en la ciudad de Tal Abyad, en las fronteras entre Siria y Turquía.

Incluso Alemania tiene una base cerca de la ciudad de Kobane, y parte de las fuerzas alemanas trasladadas desde Incirlik acabaran allí, además de en Jordania.

Esto tiene lugar días después de que Salih Maslem Mohamed, el co-presidente del PYD, concediera una entrevista al diario saudi al-Riyadh., donde afirmaba que “no tenemos relaciones ni con Irán ni con la política iraní que no se diferencia del régimen sirio (en la cuestión kurda)” además de constatar un hecho ya sobradamente probado sobre el terreno; afirmó que no permitirán a Irán crear un corredor en torno a los territorios controlados por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) y que no colaborarán con el Ejército Árabe Sirio o las Unidades de Movilización Popular de Iraq para combatir contra el Estado Islámico. (7)

También recientemente, asistíamos a las reveladoras palabras de İlham Ahmed, portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias, también en el mismo periódico saudí, declarando que su organización estaba preparada para cooperar con Arabia Saudí. (8)

Iraq, el momento decisivo para la independencia del Kurdistán
Condolezza Rice & Barzani
En Iraq, tanto EE.UU como Israel han sabido manejar el Kurdistán iraquí durante décadas; sin embargo, lo que supone una novedad ciertamente delatadora es el súbito y masivo apoyo que está empujando la causa kurda en Iraq.

Los kurdos iraquíes, de la mano del presidente kurdo Barzani, trataran de independizarse del Gobierno central de Bagdad y formar su propio estado celebrando en septiembre próximo un referéndum de independencia de Iraq; esta iniciativa está recibiendo una inusitada ola de apoyo procedente de medios de comunicación y opinión pública de Arabia Saudí, Jordania y Emiratos Árabes. Un apoyo que tal vez pueda ser explicado, en parte, gracias a las filtración de una información recogida por la agencia árabe de noticias Al-Aalem Al-Jadeed; existiría un acuerdo pactado entre Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Jordania con el presidente Masud Barzani, que permitiría a estos países establecer bases militares en Duhok y Erbil (Kurdistán iraqui), a cambio de apoyar la celebración del referéndum independentista y la consiguiente formación de un país kurdo. (9)

La prensa saudí jamás había mostrado tanto interés por las reivindicaciones del Kurdistán, indicativo claro de que tanto Arabia Saudí como sus cercanos aliados del Golfo desean también castigar a Turquía por su alineamiento con Qatar, apoyando la creación de un Estado independiente kurdo en el norte de Iraq y estableciendo relaciones con los kurdos sirios, que convenientemente parecen haber olvidado la más que demostrada implicación saudí con DAESH.

Incluso Masrour Barzani, jefe de inteligencia de la región autónoma del Kurdistán iraquí e hijo del presidente Masud, se reunió recientemente en Erbil con una delegación de representantes de las Iglesias cristianas más importantes de la región, donde dejo entrever la disponibilidad de los líderes kurdos de Erbil para reconocer amplias cuotas de autonomía a los territorios de la Provincia de Nínive donde históricamente se han asentado las comunidades cristianas locales. A cambio, los kurdos del norte de Iraq buscan el apoyo de los cristianos para lograr su independencia. (10)

NOTAS:
(1) http://internacional.elpais.com/internacional/2017/06/18/actualidad/1497820137_609695.html
(2) http://sana.sy/es/?p=66302
(3) https://actualidad.rt.com/actualidad/241636-intensos-enfrentamientos-raqa-ejercito-sirio-coalicion-eeuu
(4) http://www.bbc.com/news/world-middle-east-39869749
(5) https://mobile.almasdarnews.com/article/eeuu-y-las-ypg-firman-un-contrato-de-cooperacion-militar-por-10-anos/
(6) http://aranews.net/2017/06/syrian-kurds-open-to-trade-relations-with-baghdad-official/
(7) http://www.alriyadh.com/1602747
(8) http://www.alriyadh.com/1600918
(9) http://www.hispantv.com/noticias/irak/344194/independencia-kurdistan-arabia-saudi-base-militar
(10) http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=29691

miércoles, 7 de junio de 2017

El legado de Brzezinski; el caos


La semana pasada fallecía uno de los últimos grandes "dinosaurios" de la política exterior estadounidense y personaje fundamental para entender la geopolítica de la Guerra Fría, así como algunas de la posiciones actuales de la política exterior de EE.UU en el mundo actual; Zbigniew Brzezinski.

A día de hoy, los resultados de las políticas, orientaciones y conceptos diseñados por Brzezinski, pueden observarse alrededor del mundo; su legado esta plenamente vigente, y revisar sus ideas aporta bastante luz a las tinieblas actuales.

Zbigniew Brzezinski, de origen polaco, el estratega de la línea dura durante la Guerra Fría, fue consejero del presidente Lyndon B. Johnson de 1966 a 1968 y posteriormente consejero de Seguridad Nacional de Jimmy Carter (1977-1981); pese a que sus cargos oficiales se limitan a los citados, lo cierto es que Brzezinski mantuvo su influencia sobre la política exterior de Estados Unidos hasta los últimos momentos de su vida., vanagloriándose de ser el polaco que más daño había hecho a Rusia en toda su historia.

Zbigniew Brzezinski, el padrino de la yihad afgana

Zbigniew Brzezinski pasará a la Historia como el cerebro de la infamemente famosa Operación Ciclón (encargada a la CIA) y que financió y armó a los yihadistas mujahidines afganos desde 1979 ; aquí radica el verdadero germen de la actual expansión global del yihadismo.

Los recientes atentados en Manchester y Londres se han sucedido a la par que la desaparición de Zbigniew Brzezinski, pero de igual manera que los mass media prefirieron no escarbar demasiado en las estrechas relaciones del Gobierno británico con los yihadistas libios (Manchester), tampoco han decidido dedicar demasiado tiempo a la más que delatadora conexión de Zbigniew Brzezinski y el gobierno estadounidense con la expansión global del fenómeno yihadista; los ciudadanos europeos siguen en tinieblas y desconcertados por la extensión de un pánico generalizado del que el propio DAESH se jacta en sus publicaciones, entre otras cosas porque nadie se atreve a alzar la voz y denunciar con rotundidad el histórico papel de los gobiernos occidentales en el auge de esta nueva forma de guerra; el terrorismo.

Como ya ha sido debidamente documentado incluso por boca de sus propios protagonistas, el auge actual del fenómeno yihadista no es casual ni tiene su origen en la guerra de Siria, pese a los esfuerzos de prensa, políticos y "analistas" occidentales inmersos en una tarea de propaganda y desinformación que actualmente tiene poco que envidiar a los tiempos de la Guerra Fría.

Estados Unidos lleva apoyando a Al Qaeda y sus organizaciones afiliadas (como el propio Estado Islámico) desde hace casi medio siglo y especialmente desde la guerra afgano-soviética,cuando la CIA,con la colaboración cercana del MI6 británico, el Mossad de Israel, la Inteligencia Inter-Servicios de Pakistán (ISI) y la Inteligencia de Arabia Saudita (GIP), creó campos de entrenamiento en Pakistán por los que se calcula transitaron unos 35.000 yihadistas, procedentes de 43 países islámicos, desde 1982 a 1992.

Sin embargo, la versión oficial, para el consumo público, ha transmitido la falsa idea de que la “invasión” soviética de Afganistán (24 de diciembre de 1979) fue hábilmente explotada por estrategas como Brzezinski como la oportunidad de atraer a los soviéticos a una trampa mortal , empantanar a la URSS en su propio "Vietnam" y, con el tiempo, conducirles hacia el mismo colapso de la URSS.

Los Estados Unidos incluso presentaron públicamente a los yihadistas anti-soviéticos. En 1983, el Presidente Reagan, que intensificó la política afgana de Carter, se reunió con líderes de los Mujahideen en Washington, dejando para la Historia la famosa fotografía y emitiendo una declaración que decía:

"Ver a los valientes combatientes afganos de la libertad combatir arsenales modernos con simples armas de mano es una inspiración para aquellos que aman la libertad".

El punto culminante de la propaganda estadounidense llega en 1988 con la película Rambo III ( de muy difícil encaje tras el 11-S ), presentando literalmente a los yihadistas como "luchadores por la libertad". Cabe incluso preguntarse la implicación del propio Brzezinski, habida cuenta del paralelismo evidente entre el mentor de Rambo y el propio Brzezinski. En un momento dado, este personaje grita a su captor soviético:

"¡Ya teníamos nuestro Vietnam! ¡Ahora vas a tener el tuyo!".


Una versión tan hollywodiense como inexacta, según han reconocido pesos pesados como Robert Gates (ex-director de la CIA) o el propio Brzezinski, construida para contrarrestar el argumento soviético acerca de que su intervención respondía a la continuada injerencia secreta de Estados Unidos. Tras la ayuda no oficial que la CIA había estado canalizando a los islamistas afganos durante años a través de Pakistán e Irán, la Inteligencia estadounidense inició sus operaciones a gran escala en 1980, pero Carter ya había firmado la orden de intervención el 3 de julio de 1979, cuando en Afganistán aún no había tropas soviéticas.

En su libro de memorias ,"From the Shadows” (Desde la sombras), el ex-director de la CIA Robert Gates, ya mencionaba que la CIA comenzó a ayudar a los muyahidines afganos seis meses antes de la intervención soviética en Afganistán.

Así lo admitió años después el propio Zbigniew Brzezinski, reconociendo también que la intervención de la CIA en Afganistán precedió a la invasión soviética de 1979. (1) (2)

En sus propias palabras:

"Según la versión oficial de la historia, la ayuda de la CIA a los muyaidines empezó en 1980, es decir, después de que el ejército soviético invadió Afganistán, un 24 de diciembre de 1979. Pero la realidad, secretamente guardada , es completamente lo contrario De hecho, el 3 de julio de 1979, el presidente Carter firmó la primera directiva para la ayuda secreta a los opositores al régimen pro-soviético de Kabul.Y ese mismo día, escribí una nota al presidente en la que le expliqué que en mi opinión esta ayuda iba a inducir una intervención militar soviética."

Las palabras de Brzezinski revelan la utilidad geo-estratégica que tuvo y sigue teniendo el "terrorismo islámico" para EE.UU:

"Entrevistador: ¿Y tampoco se arrepiente de haber apoyado el fundamentalismo islámico, o de haber aportado armas y asesoramiento a los futuros terroristas?

Brzezinski: ¿Qué es más importante para la historia del mundo? Los talibanes o el colapso del imperio soviético? ¿Algunos musulmanes agitados o la liberación de Europa Central y el fin de la Guerra Fría?

Entrevistador: ¿Algunos musulmanes agitados? Pero se ha dicho y repetido que el fundamentalismo islámico representa una amenaza mundial hoy en día.

Brzezinski: ¡Tonterías! Se dice que Occidente tenía una política global en relación con el Islam. Eso es estúpido. No hay un Islam global. Observemos el Islam de una manera racional y sin demagogia o emoción. Es la religión principal del mundo, con 1500 millones de seguidores. Pero, ¿qué hay de común entre el fundamentalismo saudí, el moderado militarismo de Marruecos o Pakistán, el Egipto secular o el islam asiático pro-occidental o central? Nada más que lo que une a los países cristianos"
.

Otro testimonio relevante que destapa el control occidental del fenómeno yihadista es el libro de Michael Springmann, "Visas para al-Qaeda: Los papeles de la CIA que sacudieron al mundo", escrito ni más ni menos que por el ex jefe de la sección de visados de Estados Unidos en Jeddah (Arabia Saudita) y dónde detalla específicamente cómo:

"Durante la década de 1980, la CIA reclutó y entrenó a los agentes musulmanes para luchar contra la invasión soviética de Afganistán. Más tarde, la CIA movería a esos agentes desde Afganistán hasta los Balcanes, y luego a Irak, Libia y Siria, viajando con visas ilegales de Estados Unidos. Estos combatientes apoyados por Estados Unidos y entrenados podrían transformarse en una organización que es sinónimo de terrorismo yihadista: al-Qaeda".

Siguiendo la receta escrita y diseñada por Brzezinski, el crecimiento de DAESH y Al-Nusra en Siria fue alimentado por los Estados Unidos (el Departamento de Estado, el Pentágono y la CIA) y sus aliados occidentales y regionales (Reino Unido, Francia, Turquía, Arabia Saudita, los Estados del Golfo, etc.) organizando una nueva Operación Cyclon con el propósito de derrocar el gobierno de Al-Assad.

Como señala adecuadamene el experto en materia militar Alexandr Zhilin:

"Brzezinski tiene una cierta relación con la aparición de la eficaz arma de la Tercera Guerra Mundial: el terrorismo. (…) El Daesh y otros grupos extremistas son obra de los servicios especiales británicos y de politólogos del nivel de Brzezinski. Son armas que se podrían emplear sin ser responsable de su uso. Brzezinski ensayó estas concepciones inhumanas". (3)

Brzezinski era un estratega pragmático, capaz de recurrir a cualquier táctica en pro de la consecución del objetivo. Así, en 2007, llegó a recomendar a la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado la realización de atentados de falsa bandera contra intereses estadounidenses y culpar inmediatamente a Irán para provocar una guerra.

En efecto, en febrero de 2007, durante una audiencia ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, el ex consejero Zbigniew Brzezinski indicó que:

"Un escenario posible para un enfrentamiento militar con Irán implica que el fracaso iraquí alcance los límites americanos; seguido de acusaciones americanas que hagan a Irán responsable de ese fracaso; después, por algunas provocaciones en Irak o un acto terrorista en suelo americano[, acto] del cual se haría responsable a Irán.

Esto pudiera culminar con una acción militar americana “defensiva” contra Irán que sumergiría a una América aislada en un profundo lodazal en el que estarían incluidos Irán, Irak, Afganistán y Pakistán." (4)

Expansión de la OTAN

Zbigniew Brzezinski jugó también un decisivo papel en otra de las cuestiones más candentes de la geopolítica de finales del siglo XX e inicios del sigo XXI; la expansión de la OTAN hacia el este.

Mientras el entonces dirigente soviético Gorbachov era agasajado y seducido por las falsas promesas de George Bush padre, Brzezinski fue uno de los grandes planificadores de la expansión atlantista hacia el espacio ex-soviético.

Sin embargo, tras el colapso de la URSS y la desaparición del Pacto de Varsovia, la primera opción manejada por el estratega era la desintegración de la propia Rusia; opinaba que "mientras Rusia siga siendo un país grande y fuerte habría necesidad de desmembrarla para que Europa, Japón, EEUU e incluso China pudieran repartírsela en trozos".

Cabe encajar dentro de esta lógica las guerras en el Caúcaso ( Chechenia, Georgia..) puesto que la situación ideal expresada por Brzezinski desmembraría Rusia en tres: la Rusia europea, la Rusia siberiana, y la Rusia del extremo oriental, en vistas de un significativo debilitamiento ruso que conlleve a la propia implosión interna de la Federación Rusa.

Y para justificar la constante y planificada expansión de la OTAN hacia las fronteras de Rusia se hizo necesario "crear" la amenaza rusa; líderes políticos occidentales, el Pentágono, medios de comunicación e inflyentes think tanks llevan años desarrollando esta propaganda, logrando dar la vuelta a la realidad y consiguiendo que la opinión publica occidental vea cada movimiento de Rusia en pro de la seguridad de sus fronteras como una nueva muestra de la "agresividad expansionista" rusa.

Pero simplemente se amoldan o se crean realidades que se adapten a las estrategias previamente definidas.

En su libro, "El Gran Tablero" (1998) (5), se deja entrever la idea de que Rusia, como enemiga derrotada por los EE.UU, no sufrió el proceso acaecido en Alemania o Japón (que pasaron de enemigos a aliados), y por lo tanto Washington debe esforzarse en lograr que Rusia re-defina su identidad y sus relaciones con Estados Unidos; es decir, alejarla de su pasado soviético y conservar el papel de Estados Unidos como única superpotencia del mundo surgida tras la Guerra Fría. Para ello, señala como fundamental para EE.UU aumentar su influencia y ejercer presión en la masa continental eurasiática, en la que se concentra la mayor parte de la población, de los recursos naturales y de la actividad económica del planeta.

Y en especial en lo que Zginiew Brzezinski y Bernard Lewis definirían como el "arco de crisis" (desde el Golfo de Guinea hasta el mar Caspio pasando por el Golfo Pérsico) y que constituye la zona más crítica del mundo en cuestión de hidrocarburos.

Para asegurarse permanentemente una posición de primacía en dicho escenario ,el Pentágono consideró que se hacía necesario lo que el presidente George W. Bush describió como una "remodelación del Gran Oriente Medio", consistente en una redefinición de las fronteras, los Estados y los regímenes políticos de los países implicados.

Irremediablemente, los Estados surgidos en toda esta amplia zona tras la Primera Guerra Mundial y tras los procesos de independencia acaecidos tras la Segunda Guerra Mundial, habrían de ser destruidos para ser reemplazados por entidades más pequeñas, endebles y de carácter étnico y confesional unitario.

La culminación exitosa del plan exige crear las condiciones para mantener de forma permanente el enfrentamiento de estos mini-estados unos contra otros. Echando un vistazo a la actual situación de Siria, Libia, Irak o Ucrania,pareciese que la estrategia ha sido plenamente ejecutada, y, desde el punto de vista estadounidense, con éxito.


De nuevo recurriendo a su "El gran tablero", Zbigniew Brzezinski reveló allí la lógica interna de la expansión eterna de la OTAN. a través de una estrategia de procesos graduales y simultáneos, que vinculan indisolublemente la expansión de la UE y la de la OTAN, sin límites definidos y cuya culminación, tras los episodios de Ucrania, era llegar a la frontera de Rusia.

En cuanto al éxito de la expansión de la OTAN, están en marcha las maniobras 'Saber Strike 17' (del 28 de mayo al 24 de junio) llevadas a cabo en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia y donde participan militares de EE.UU. y otros 19 países; algunas acciones, como las planificadas en la ciudad estonia de Voru, cuya finalidad es repeler el ataque de un país ficticio llamado 'Botnia', se realizan a sólo 35 kilómetros de la frontera rusa.(6)

Ucrania; Brzezinski en la administración Obama

Para llevar a cabo estos propósitos, Ucrania se convertiría en un territorio crucial; Zbigniew Brzezinski, apostaba por la desestabilización del país para evitar, según expone Brzezinski, que Rusia pudiera llegar a ejercer su influencia sobre Ucrania y tener acceso al mar Negro, lo cual le facilitaría los medios para convertirse en un poderoso estado que abarque Europa y Asia, capaz de hacer sombra a la hegemonía estadounidense. Definía Ucrania como un “pivote geopolítico” cuya estratégica posición permite conectar Rusia y Europa.

Estos motivos hacen más fácil entender porque Estados Unidos ha facilitado a Ucrania unos 5.000 millones de dólares desde 1991, porque organizó la "Revolución Naranja" en 2004-2005 y porqué fue actor decisivo en los acontecimientos del Maidan.

Brzezinski actuó como asesor político en asuntos exteriores al presidente Obama durante su campaña de 2008 y siguió asesorándole extraoficialmente sobre la política exterior, de una manera más o menos activa. Su hijo, Ian Brzezinski, también asesoró al senador John McCain, protagonista en las calles de Kiev y fotografiado en Siria junto al que luego sería el Califa Abu Bakr al-Baghdadi.

Finalmente, como asesor de política exterior de Obama, Brzezinski pudo presionar para desencadenar el tristemente famoso Maidan, con las consecuencias que todos conocemos; EE.UU y la UE lograron la ruptura ruso-ucraniana y el inicio del proceso de adhesión de Ucrania a la OTAN, pero Rusia terminó consiguiendo su acceso al Mar Negro a través de Crimea.

Su última aportación; Fomentar el caos

Activo hasta el final de su días, Zbigniew Brzezinski, quiso aportar su ultimo granito de arena a la concepción de la geopolítica estadounidense en abril de 2016 mediante un artículo titulado "Realineamieno global" en la revista The American Interest. (7)

El articulo gira entorno a dos premisas previas que Brzezinski establece; Estados Unidos ya no es la única una potencia hegemónica mundial. Derivado de ello, advierte del probable caos como resultado del colapso de dicha supremacía estadounidense. 

A continuación planteaba una serie de recetas a aplicar por el todavía presidente Obama para lograr la conservación eficaz de la hegemonía global estadounidense. Por supuesto, resulta evidente que el estratega aprovecha la falsa retórica de la lucha contra el terrorismo, recurrentes esloganes propagandísticos e interpretaciones que distan bastante de la realidad.

Brzezinski ponía el punto de mira sobre Oriente Medio y recomendaba una estrategia de triple acción, que sin embargo evoca en la memoria los tiempos de la Guerra Fría:

1. Fomentar el caos y la guerra en la región, apoyándose en la fuerza del "despertar democrático global".

Es decir, seguir apostando por el manejo de los movimientos yihadistas, verdaderos protagonistas de todos estos procesos disfrazados de "rebeliones populares"; ni más ni menos que la receta empleada desde los tiempos de Afganistán.

2. Declarar la guerra contra el terrorismo y trasladar la carga a Rusia y China, aprovechándolos en un conflicto sin esperanza en la región.

Es decir, crear un problema ( el movimiento yihadista) y arrojarlos encima a tus enemigos, como también hizo en Afganistán.

3. Mantener o incluso aumentar su presencia militar bajo el pretexto de preservar la estabilidad en el Oriente Medio.

O lo que es lo mismo, desestabilizar una región e introducir posteriormente bases militares, una vieja receta que sigue dando frutos; el establecimiento de bases estadounidenses en el territorio kurdo de Siria es un magnífico ejemplo de ello.

NOTAS:
(1) Le Nouvel Observateur, daté du 15-21 janvier 1998, p. 76.
(2) http://dgibbs.faculty.arizona.edu/brzezinski_interview
(3) https://mundo.sputniknews.com/politica/201705271069498171-brzezinski-rusia/
(4) https://www.wsws.org/en/articles/2007/02/iran-f21.html
(5) https://books.google.es/books/about/El_gran_tablero_mundial.html?hl=es&id=FDz6Z2fAMNQC
(6) http://www.interfax.ru/world/564147
(7) https://www.the-american-interest.com/2016/04/17/toward-a-global-realignment/

domingo, 4 de junio de 2017

Sputnik Mundo: "EEUU es el mayor interesado en sacar a Rusia del mercado energético de la UE". Daniel Trujillo.

"EEUU es el mayor interesado en sacar a Rusia del mercado energético de la UE"

Enlace a audio:
https://mundo.sputniknews.com/radio_que_pasa/201706021069658096-nord-stream-rusia-ue/

El gasoducto Nord Stream 2, a través del cual el gas ruso llegaría directamente a Alemania, encuentra cada vez más oposición por parte de diversas instituciones comunitarias. Lo denunció el vicecanciller ruso Alexéi Meshkov, quien dijo que se busca también impedir la construcción del gasoducto Turk Stream, destinado a llevar el gas ruso a Turquía.

Los principales promotores del rechazo al gas ruso son Polonia, Estonia, Letonia y Lituania, que insisten en que la dependencia de hidrocarburos rusos supone una amenaza a la seguridad energética de la UE, y llaman a diversificar rutas y fuentes de energía.
Según el analista español Daniel Trujillo Sanz, detrás se esconden los intereses de EEUU, que busca hacerse con la cuota de mercado de Rusia, que sigue siendo el mayor proveedor de gas al bloque comunitario.

En este contexto, nuestro interlocutor indicó que EEUU ya está suministrando su gas natural licuado a algunos países de la UE.

Asimismo, se mostró convencido de que el caos sembrado por Washington en Oriente Medio responde al mismo objetivo: eliminar a sus rivales en materia energética.

De acuerdo al analista, esta estrategia podría afectar enormemente los bolsillos de los ciudadanos comunitarios. Y es que Rusia ofrece "una energía más barata", y "las infraestructuras" para suministrar el gas ruso "están prácticamente construidas".

Por esta razón, Daniel Trujillo Sanz considera indispensable que la UE siga cooperando con Rusia en materia energética, algo que calificó como "lo más lógico, lo más natural, lo más coherente y lo más económico".


lunes, 29 de mayo de 2017

De Trípoli a Manchester; la implicación británica en el auge del yihadismo

David Cameron, en Benghasi
Tras el reciente atentado yihadista en Manchester, no demasiados medios se han atrevido a profundizar en la historia del suicida británico de origen libio y su familia. En pocas semanas, su historia será olvidada.

Los mismos gestos y declaraciones de solidaridad, consternación y condena han saturado los medios de comunicación y se incorporan a los repetidos discursos de toda la clase política europea, por más que trasladen un mensaje vacío e hipócrita que parece haber adoptado ya un formulismo recurrente cada vez que sucede un nuevo atentado yihadista.

Sin embargo, la conmoción y la desorientación que sufren la ciudadanía europea continúan suponiendo un importante activo para determinados gobiernos a la hora de seguir ejecutando sus planes en política exterior; al amparo de una prensa servil y manipuladora, dichos ejecutivos siguen perpetuando una política de doble rasero increíblemente hipócrita y que permite que la ciudadanía de dichos países se mantenga "en tinieblas" respecto a la creación, fomento y utilización de los movimientos yihadistas para alcanzar objetivos geopolíticos, mientras se despliega todo un verdadero "teatro" en el cual gobiernos como el de Reino Unido, Francia, Canadá o EE.UU se siguen presentando como valedores de la "libertad y la democracia" frente a la barbarie yihadista.

Reino Unido y el yihadismo
El Imperio británico instrumentalizó los movimientos islamistas desde sus inicios hasta hoy en día.

Libia, Kosovo, Bosnia o Siria, son los últimos escenarios donde los británicos desplegaron radicales islamistas, muchos de ellos previamente "acogidos” en el Reino Unido como "perseguidos o refugiados políticos", en pos de oscuros objetivos de su política exterior que no han hecho sino alimentar y fortalecer al yihadismo a una escala global.

Lo cierto es que habría que remontarse aún más en el tiempo; Gran Bretaña, entonces Imperio Británico, jugó un papel decisivo en la creación de la actual Arabia Saudí y por ende, en la expansión de la ideología wahabita. En la segunda mitad del siglo XX y en plena Guerra Fría, Reino Unido "diseño" y apoyo el nacimiento de la actual Hermandad Musulmana en 1951.

Tanto Reino Unido como EE.UU presionarían años después a Arabia Saudita para crear la Liga Islámica Mundial (en árabe Ar-Rabita), dotada históricamente de un extraordinario presupuesto y establecida para financiar movimientos yihadistas a nivel mundial. Fue fundada en el año 1962, y reconocida por Naciones Unidas con la categoría A, con status de observador como organización no gubernamental y cuya sede permanente esta en La Meca (Arabia Saudita). (1)

Revelaciones como las publicadas por Middle East Eye, que señalan sin ambigüedades a la inteligencia británica (MI-5) como responsable del traslado, adiestramiento y equipamiento de yihadistas libios desde Reino Unido a Libia en 2011 implican escandalosamente al estado británico en la radicalización y expansión del terrorismo, que por supuesto ha golpeado también a la población británica y ha llevado al despliegue de tropas británicas en las calles del país (Operación Temperer).

Eso incluye el dudoso papel de Theresa May, quien durante el gobierno Cameron (2010-2016) fue secretaria de Estado de Interior, formando parte del hermético Comité Cobra (Cabinet Office Briefing Room) y por tanto responsable del MI5. Como apuntan diarios británicos, May habría sido consciente de la entrega de pasaportes, visados y financiación a centenares de terroristas como Ramadán Abedi o Salman Abedi, para que viajaran a Libia y a Siria. (2)

Lejos de provocar el terremoto político que en forma lógica hubiera de haberse desprendido de unas informaciones tan comprometedoras y reveladoras, apenas traerán consecuencias, mientras trata de echarse tierra sobre el espinoso asunto y se anuncia pomposamente que la OTAN declara la guerra a Daesh cuando la victoria de Siria y sus aliados parece consolidarse a l par que el ocaso de esta organización terrorista, apenas indistinguible de las fuerzas yihadistas que la misma OTAN utilizo para destruir Libia.

Su historia y la de su familia son profundamente reveladoras acerca de lo anteriormente expuesto. Por ello, pocos medios han decidido publicar en toda su dimensión el papel del último yihadista suicida y su familia; desentrañar hasta las últimas consecuencias su historia significa hallar una aplastante evidencia de la conexión entre el gobierno británico y los movimientos yihadistas libios. Apenas días después del atentado en Manchester, un nuevo golpe yihadista golpeaba a la comunidad copta en Egipto, cometido por la sección libia de Daesh; su germen nació en 2011, pero aquello se le vendió al mundo como población civil en armas contra la tiranía del cruel Gadafi

Contar esa historia sería el primer paso para llegar a entender cómo, a día de hoy, tropas británicas incursionan en el desierto del sur de Siria, junto a estadounidenses y noruegos, en compañía y escolta de fuerzas, ampliamente etiquetadas como "rebeldes", pero indistinguibles ideológicamente de aquellos yihadistas de Al-Qaeda libio, Al Nusrah o Daesh. Existen miles de testimonios de civiles sirios que se sorprenden al ser preguntados por medios occidentales acerca de estos "rebeldes" y sus diferentes denominaciones; para ellos no hay diferencia ninguna entre los yihadistas, salvo las propias disputas que entre ellos puedan acaecer.

En la última agresión directa de EE.UU sobre Siria, aviones estadounidenses atacaron a unidades sirias cercanas a modo de autodefensa (según Washington), mientras Damasco afirma, como después han demostrado los hechos, que ni siquiera esa excusa es cierta pues sus fuerzas participaban en la gigantesca operación contra Daesh que ha culminado con una colosal victoria estratégica de Siria y sus aliados. (3)

En efecto, a mediados de mayo, fuerzas estadounidenses y británicas incursionaron en el sur de Siria a través del paso fronterizo de Al-Tanf en la gobernación de Homs, como informó SMART News Agency, agencia pro-turca. Cerca de 150 militares estadounidenses y británicos entraron en Siria, junto con el grupo “Jaysh Mughawyr Al-Thurah” del Ejército Libre Sirio, en un vano intento de bloquear o al menos obstaculizar al Ejército Árabe Sirio (EAS) en la gobernación de Deir Ezzor.

Jaysh Mughawyr Al-Thurah
Estados Unidos llevo a cabo un ataque aéreo contra un convoy militar sirio al acercarse a la citada localidad de Al Tanf, donde las fuerzas especiales de Estados Unidos y del Reino Unido entrenan a las milicias yihadistas. (4)

Las últimas informaciones apuntan a que estas fuerzas se habrían retirado del sur de Siria debido al avance de los soldados sirios y los combatientes de Hezbolá y las milicias iraquíes hacia el paso fronterizo de Al Tanf, que enlaza con la autopista Damasco-Bagdad.



De vuelta a 2011; Londres y el yihadismo libio
Un hecho que irremediablemente nos retrae a 2011, cuando la aviación de la OTAN destruía Libia alegando proteger a civiles indefensos masacrados por el tirano Coronel. La misma cobertura propagandística, los mismos protagonistas, pero ante un estado, un ejército, un pueblo como el sirio, que ha resistido épicamente durante 6 años por diferentes y variadas causas.

Entre ellas, que no cayó en trampas como la diseñada y perpetrada por Reino Unido contra la Libia de Gadafi. Tras inventar prefabricados conceptos como la R2P ("Responsabilidad de Proteger") publicitado por Tony Blair o las "No Fly Zone" y tras destruir el Irak de Saddam Hussein, Reino Unido acordó con Francia la destrucción y el reparto de Libia, previa aniquilación de Gadafi. Británicos y franceses persuadieron durante anos a Gadafi para desarmarse y abrir Libia a Occidente, pero con el objetivo futuro de su destrucción.

Entre otras cosas, un engañado Gadafi accedió a desmantelar las armas de destrucción masiva de Libia en un acuerdo cerrado directamente por Muammar el Gadafi y Tony Blair en una conversación telefónica en diciembre de 2003 (5) e inició un proceso de apertura dirigido por su hijo Saif Al Islam, educado en Londres.

Abdel-Hakim Belhaj
Reino Unido incluso llegó a entregar a varios de los líderes yihadistas a Libia, como el famoso Abdel-Hakim Belhaj o Khaled al-Sharif, viejos conocidos de la Inteligencia británica como ex-combatientes en Afganistán y que llegaron a ocupar cargos en el gobierno respaldado por la ONU en Trípoli tras el derrocamiento de Gadaffi; Abdel-Hakim Belhaj fue directamente señalado por el ex-Presidente español Aznar en los atentados de Madrid (Marzo 2004) y también se ha documentado su presencia en Siria como instigador del famoso Ejercito Libre sirio; no cabe duda de que los Gadaffi fueron vilmente engañados y su confianza en los británicos supuso a la larga su perdición, puesto que otros terroristas también relacionados con los Abedi permanecieron protegidos en Reino Unido. Es el caso de Abd al-Baset Azzuz, jefe militar de al-Qaeda durante la operación contra Libia, quien fue arrestado en Turquía y extraditado, en diciembre de 2014, a Estados Unidos, donde aún está pendiente de juicio por su implicación en el asesinato del embajador de Estados Unidos en Libia, J. Christopher Stevens. (6)

Pero mucho antes de aquello, había entrado en acción el padre del yihadista suicida de Manchester, en una clásica jugada de la siempre omnipresente inteligencia británica, cuyas consecuencias serían fatales durante la guerra de 2011.

El intento de magnicidio en el que participo Ramadan Abidi a inicios de los 90 y la consciencia de hasta qué grado los británicos se habían infiltrado la Inteligencia libia, provocarían la reacción de Gadaffi, quien inició entonces una gran purga en el interior de sus servicios de seguridad y en el ejército.

Muchos cuadros de mando serian defenestrados, descabezando un ejército que quedaría reducido a una mínima expresión cuando Gadafi opto por el modelo de “el pueblo en armas”, un sistema que se demostró ineficaz en 2011, cuando yihadistas y la OTAN atacaron Libia. Como resultado, gran parte de la infraestructura física, política y social de lo que fue el país con el más alto nivel de vida en África fue devastada y se ha convertido en un caldo de cultivo para más terrorismo islamista.

Junto a ello, Libia se convertiría en el primer caso en el que el Consejo de Seguridad autorizó una intervención militar citando la R2P. El 26 de febrero de 2011, el Consejo de Seguridad aprobó por unanimidad la resolución 1970, haciendo referencia explícita a la R2P,

Una coalición que en última instancia incluyó a 15 países de la OTAN, Suecia, Jordania, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos, participó en la implementación de la zona de exclusión aérea sobre Libia ordenada por la Resolución 1973.La misión de la OTAN terminó el 31 de octubre cuando el Consejo de Seguridad de la ONU votó por unanimidad el 26 de octubre de 2011 para poner fin a la zona de exclusión aérea en Libia. (7)

Ramadán Abedi; el padre del suicida de Manchester
Ramadán Abedi, el padre del atacante Salman Abedi, fue miembro del LIFG (Libyan Islamic Fighting Group), fundado en 1995 y vinculado a Al Qaeda, que buco desde sus inicios el derrocamiento de Gadafi, como afirma a la prensa británica Abdel-Basit Haroun, ex funcionario de seguridad libio. (8)

Pero la versión ofrecida por los medios británicos omite cuidadosamente que Ramadán Abedi llego al Reino Unido por primera vez en calidad de oficial del servicio de seguridad interna de Muammar Gaddafi. En 1992, el MI6 británico reclutó a Ramadan Abedi y organizo entonces el ya referido intento de asesinato que no se culminaría con éxito.

Fracasado el intento, la Inteligencia británica lo traslado al Reino Unido en 1993 protegiéndolo y presentándolo como "exiliado político". En 1994, Ramadan Abedi regresaría clandestinamente a Libia con un nuevo encargo del MI6; la creación del ya mencionado Grupo Islámico Combatiente en Libia (LIFG, en inglés) y un fracasado nuevo intento de asesinar a Gadaffi; Malcolm Rifkind, entonces ministro británico de Asuntos Exteriores reconoció el pleno conocimiento de una operación por la que el gobierno británico desembolso 100.000 libras a los mercenarios que prepararon el complot. (9)

Ramadán Abedi.
Ramadan el Abedi, el padre de Salman el Abedi (suicida de Manchester) organizo numerosos eventos para recaudar fondos para enviarlos al Grupo Combatiente Islámico de Libia (LIFG).Solo tras la caída de Gadaffi, Ramadan Abedi se instaló en Libia y trasladó su familia a ese país, pero dejó a sus hijos en Manchester; según reconoce el propio padre, Salman Abedi viajó a Libia en varias ocasiones, a veces con su padre y otras veces sin él. (10)

Sin embargo, todo este relato no supone novedad alguna; los propios informes del gobierno británico desmontan su propia farsa, o que por otra parte nos induce a extrapolar que lo que ocurre en Siria no es sino más de lo mismo.

En septiembre de 2016, un comité parlamentario admitió que la intervención en Libia era innecesaria y condujo al colapso de ese país y al auge de Daesh. Implícitamente vuelve a demostrar que los informes de inteligencia se confeccionan y publican para respaldar decisiones estratégicas ya tomadas y no al revés, como en el evidente caso del ataque a Siria tras el supuesto ataque químico a Khan Sheikoun. (11)

Una relación demasiado incomoda
Reino Unido utilizo al LIFG en repetidos intentos de asesinar a Muammar Gaddafi en la década de 1990. Sus líderes más veteranos ya habían combatido contra la Unión Soviética en Afganistán, en Bosnia, Chechenia o Irak. Ante la decidida persecución de Gadaffi al yihadismo en Libia, muchos recibieron asilo en Gran Bretaña en la década de 1990, presentados como "perseguidos políticos".

McCain & Abdel-Hakim Belhaj
Oficialmente el LIFG, se disolvió formalmente en 2011 y sus miembros se unieron a organizaciones, como Ansar Al Sharia, vinculada a Al Qaeda; la posterior aparición del Estado Islámico en Libia, solo fue un cambio de denominación puesto que la mayoría de sus integrantes son estos mismos veteranos combatientes.

El estrecho vínculo entre determinados servicios de inteligencia occidentales y los movimientos yihadistas es tan evidente que no resulta extraño que pocos medios hayan decidido publicar en toda su dimensión la verdadera historia del ultimo yihadista suicida y su familia; desentrañar hasta las últimas consecuencias su historia significa hallar una aplastante evidencia de la conexión entre el gobierno británico y los movimientos yihadistas libios.

Todo el espectro político europeo y "mass media" allegados apoyaron sin fisuras y al unísono la destrucción de la Libia de Gadaffi en 2011; la farsa de la "Primavera Árabe" fue vendida al ignorante espectador europeo como una nueva cruzada liberadora y modernizadora que iba a sacudir el mundo islámico de arcaicos dictadores, con la ayuda de EE.UU, de la OTAN y de las monarquías teocráticas del Consejo de Cooperación del Golfo.

Clinton en Libia.
Se ocultó con infame descaro el verdadero rostro de estos nuevos "muyahaydines de la libertad" (como se definió en su momento al movimiento yihadista que combatía a la URSS en Afganistán) en el país norteafricano, apoyando con entusiasmo una guerra dirigida desde Washington, Londres, Paris o Doha y sobre el terreno desplegaba una amalgama de mercenarios islamistas de larga trayectoria al servicio de los intereses de dichos países (Yugoslavia, Chechenia, Kosovo...).

Apenas días después del atentado en Manchester, un nuevo golpe yihadista golpeaba a la comunidad copta en Egipto, cometido por la sección libia de Daesh; su germen nació en 2011, pero aquello se le vendió al mundo como población civil en armas contra la tiranía del cruel Gaddafi.

El gobierno libio de Tobruk ( no reconocido por las Naciones Unidas) controlado por el general Khalifa Haftar, y que no reconoce al gobierno de Trípoli considerando que está dominado por extremistas, alzo la voz en el mismo sentido con una denuncia que en otras circunstancias debería haber sido tomada como de extrema gravedad:

"El Grupo Libio de Lucha... ha estado reclutando a jóvenes libios y musulmanes en el Reino Unido y Europa y enviándolos a Libia ya otros países para entregar el terrorismo y la muerte. El anterior gobierno británico ha estado presionando en todos los sentidos posibles la prevalencia de estos grupos y su control de Libia". (12)

NOTAS:

jueves, 4 de mayo de 2017

Sputnik Mundo.Daniel Trujillo. "El extraño aislamiento de Rusia".

Enlace al audio
https://mundo.sputniknews.com/radio_que_pasa/201705041068905855-aislamiento-rusia/#comments

Un muy extraño aislamiento de Rusia
Si Rusia es un país aislado, tal como lo afirma la prensa dominante, entonces lo es de una forma muy extraña. Y es que todo el mundo busca contactos con la dirigencia rusa, algo que se acentuó en los últimos tiempos.

Basta con mencionar la conversación telefónica que acaban de mantener el presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo estadounidense, Donald Trump, durante la cual "los dos gigantes planetarios dejaron de lado sus últimos roces y acordaron mirar al futuro juntos", según escribe el diario El País de España.

En particular, ambos líderes decidieron reemprender la búsqueda de un acuerdo sobre Siria y trataron la "peligrosa situación" de Corea del Norte.

La Casa Blanca calificó como "muy buena" la conversación telefónica que, según varios medios de comunicación, demostró "un acercamiento estratégico" entre Moscú y Washington.

Asimismo, esta misma semana tuvo lugar un encuentro entre Vladímir Putin y la canciller alemana, Angela Merkel, en la ciudad rusa de Sochi. El diálogo que mantuvieron se centró en temas como Siria o Ucrania.

Las mismas cuestiones se abordaron durante la reciente visita a Moscú de la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, donde se reunió con el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

Aunque estas dos últimas conversaciones resultaron menos fructíferas que la mantenida por Putin y Trump, el simple hecho de que tuvieran lugar, ya de por sí es importante, coinciden los analistas.

"En muchos aspectos Bruselas no entiende a Rusia, pero lo importante es que se mantiene el diálogo. Todo ello demuestra que las relaciones bilaterales no se encuentran en un estado de total deterioro. Es más, creo que hay posibilidad de mejora", indicó a Radio Sputnik el politólogo ruso Alexander Kamkin.

Por su parte, el analista español Daniel Trujillo Sanz constató el fin de la "fase de absoluto congelamiento de las relaciones de la Unión Europea (UE) y EEUU con Rusia".

En conversación con nuestra emisora, el analista calificó como "positivos, necesarios e indispensables" estos últimos contactos.

No obstante, Daniel Trujillo Sanz no cree en las buenas intenciones de Occidente, muestra de lo cual es que la prensa occidental sigue machacando a Rusia, al tiempo que la actuación de personajes como Merkel o Mogherini no deja ser "hipócrita".

domingo, 23 de abril de 2017

Mass Media y víctimas de segunda clase; Siria y Venezuela

En las últimas semanas, hemos podido asistir a la denigrante utilización de los medios de comunicación, al servicio de determinados organismos internacionales, gobiernos "democráticos" y corporaciones occidentales a favor de la guerra e incluso a favor del terrorismo. El nivel de degradación profesional y ética de los "mass media" occidentales ha alcanzado cotas infames en relación a la cobertura de los acontecimientos en Siria, Corea, Iraq, Venezuela, Egipto o Rusia, por nombrar tan sólo algunos ejemplos.

Sólo es necesario un pequeño repaso a los titulares de los medios occidentales respecto al montaje del supuesto ataque químico en la provincia de Idleb para comprobar como todos estos medios carecen desde hace mucho tiempo, no sólo de la mínima objetividad, sino que además se orientan con tendencioso descaro en favor de las acciones bélicas unilaterales de los miembros OTAN o, más claramente hablando, de las sangrientas "aventuras" emprendidas por EE.UU.

Y todo ello sucede cuando se multiplican las iniciativas para la censura impulsadas por el European Journalism Center (EJC o Centro Europeo de Periodismo), que orientadas desde los servicios de inteligencia de países OTAN, se abogan el derecho a instaurar "verificadores de noticias" y a calificar aquellas informaciones que se escapan a su control como "falsas noticias". (1)

Lo cierto es que mientras se aplaude obedientemente y al unísono el descarado apoyo al terrorismo yihadista en Siria, se alienta y avala cualquier futura agresión contra la RPD de Corea o se continúa el incesante y calculado trabajo de guerra mediática contra el gobierno venezolano, la prensa occidental ha alcanzado sus mayores cotas de desvergüenza y falta de ética al seleccionar el tipo de tratamiento informativo aplicado a los diferentes actos de terrorismo de extrema gravedad recientemente acaecidos en diferentes latitudes del planeta; desde la más repugnante omisión hasta la maquiavélica deformación de la información para transformar la realidad a favor de los oscuros intereses a las que estas empresas se dedican y que se encuentran a años luz de ofrecer lo que teóricamente debe ser el periodismo; así ha sucedido con los atentados de San Petersburgo, contra iglesias coptas en Egipto , las "manifestaciones" en Venezuela o con la cobertura informativa sobre el último y aberrante crimen cometido durante el intercambio de Aleppo.

Siria; víctimas de "segunda clase"

Actitud que contrasta llamativamente con la que estos mismos medios han tratado la información respecto al aberrante crimen cometido por la denominada "oposición moderada" en las cercanías de Aleppo; al menos 68 niños podían contarse entre los primeros 126 fallecidos contabilizados y decenas más entre los múltiples heridos, a lo que hay que sumar que otros 200 sirios fueron secuestrados en ese mismo momento y siguen desaparecidos en la actualidad.

Incluso la ONU, sin admitir la evidente responsabilidad de los "rebeldes moderados", ha definido la acción como "crimen de guerra" (2) la misma definición que pudimos escuchar repetidamente en los días previos al bombardeo estadounidense sobre la base aérea de Homs. Los medios occidentales han ocultado con la mayor desvergüenza como la mismísima ONU y la OPAQ rechazaban inexplicablemente las aplastantes pruebas presentadas por los gobiernos sirio y ruso, basadas en conclusiones de expertos médicos y en armas químicas, como el presentado por la ONG Médicos Suecos por los Derechos Humanos (SWEDHR) (3) y que desarticula por completo todo el montaje realizado por los famosos White Helmets en Khan Seikhoun.

Según testimonios de los supervivientes, los "oscarizados" y "seculares" White Helmets, tras obligar a posar a niños junto a terroristas ofreciéndoles comida para que dichas imágenes fueran publicadas en medios occidentales, apenas hicieron nada por la vida de los heridos. Según relatan supervivientes, los "rescatadores" humillaron a sus víctimas mientras buscaban a seres queridos, amén de amontonar niños heridos junto a cadáveres según dejan claro las imágenes.

Antes de ello, el propio Donald Trump (4) afirmó públicamente que las fotos de los niños muertos en el falso ataque químico, junto con la "presión emocional" de su afectada hija Ivanka, le habían llevado a ordenar el injustificado bombardeo con Tomahawks. Frente a la masacre perpetrada contra el convoy de autobuses que evacuaba a residentes de las localidades de Kefraya y Al Fua, no ha existido la mínima voz de condena dentro de la administración estadounidense, de la misma manera que tampoco ha sucedido nada parecido con otras cancillerías europeas o por parte de los medios de comunicación.

No hemos asistido a otra inmensa ola de indignación mediática y al show de fotografías mostradas anteriormente por la embajadora estadounidense en la ONU puesto que las víctimas son mayoritariamente chiitas y leales a Damasco. Tampoco ningún medio se ha atrevido a preguntarse sobre la responsabilidad de Qatar, que respaldaba el acuerdo por el lado rebelde.

La prensa alemana apenas se ha referido al asunto mientras que anteriormente desató una campaña furibunda, no solo de apoyo a la agresión estadounidense contra Siria, sino posicionándose a favor de una expansión masiva de la agresión contra el país, en pos de derribar al "régimen” de Al Assad. (5)

El afamado Der Spiegel sostenia:
"Lo que se necesita es algo más que el rearme a medias de los rebeldes o las negociaciones de paz. Por qué no enviar una advertencia militar a Assad, por ejemplo, mediante el bombardeo de las pistas de aterrizaje de la fuerza aérea? ¿Por qué no establecer zonas de protección para los civiles? ¿Por qué no llevar a cabo la guerra cibernética contra Damasco?. Hay otras alternativas al despliegue militar, las alternativas a una escalada incontrolada. Ellas son en parte arriesgadas, pero no impensables."
Otros, como el Süddeutsche Zeitung, clamaban por la inmediata imposición de una zona de exclusión aérea, la vieja cantinela del tan criticado Erdogan o de la señora Clinton.

Es más, en otra lamentable muestra de cinismo e hipocresía, la mayor parte de la prensa occidental incluso trataba de sembrar la idea de que habría sido obra del gobierno sirio. Y más grave aún, la prensa mediática europea sigue prestándose como la portavoz de los grupos yihadistas en Siria ofreciendo únicamente el punto de vista de los terroristas.

Por ejemplo, la corresponsal de la BBC en Medio Oriente, Lina Sinjab, señalaba en su crónica que "no estaba claro cómo el automóvil pudo acceder a la zona del convoy sin permiso gubernamental".

Pero, añadió:
 "no hay evidencia de que los rebeldes estuviesen involucrados en el ataque, como alega el gobierno de Bashar al Asad. No sería de interés de los rebeldes, que estaban esperando a que sus propios partidarios fueran evacuados de las otras ciudades." (6)
La visión sobre White Helmets que LIna Sinjab (BBC)
muestra en su twitter.
Pese a que el gobierno sirio cumplió su parte y permitió la evacuación de yihadistas y sus familias, la BBC era capaz de seguir prestándose como medio para la propaganda de los extremistas. En este mismo artículo, la BBC señalaba:
"Los rebeldes evacuados desde la ciudad de Madaya, en manos rebeldes, pidieron a las organizaciones internacionales que los protejan de actos de venganza por este ataque y dijeron que condenan la agresión contra otro convoy."
En España, diarios de larga trayectoria en la guerra propagandística desatada contra Siria como el País, seguían una linea similar, apartada de los juicios absolutos y las irrefutables pruebas que dicho diario esgrimía como argumento para bombardear Siria tras la farsa de Khan Sheikoun:
"El régimen y los rebeldes intercambiaron acusaciones sobre la autoría del atentado, que aún no ha sido reivindicado." (7)
Otros, como el diario "El Mundo" reproducían prácticamente íntegros los comunicados de prensa de los grupos yihadistas sin la menor desvergüenza:
"Por el momento, ningún grupo ha reivindicado el ataque, cuyo objetivo parecen ser los evacuados chiíes, pero también podrían haber sido los insurgentes que los custodiaban en Al Rashidín.El grupo Liberación del Levante ( Al Nusrah) difundió a través de su cuenta de Telegram información y fotografías de la explosión, y responsabilizó de la misma al grupo chií Hizbulá.Según un breve comunicado, el coche bomba estaba cargado con metralla y explosivos, y fue detonado "de forma deliberada" por un miembro de la milicia libanesa, que huyó del lugar rápidamente.Asimismo, añadió que la mayor parte de las víctimas son "revolucionarios", en referencia a los combatientes insurgentes, y trabajadores de organizaciones humanitarias." (8)
Además insistía en el blanqueo de los afamados "White Helmets", autoproclamados como voluntarios humanitarios neutrales; para este diario, los yihadistas son la "Defensa Civil Siria", ocultando cómo la verdadera defensa civil siria lleva décadas trabajando y sigue trabajando día tras día sin una sola palabra de parte de la prensa mediática. Hablamos de White Helmets, que ni es defensa, ni es civil y tampoco es siria; los más de 100 millones de dólares de financiamiento exterior reconocidos por múltiples gobiernos occidentales, para una organización donde se dicen trabajan "voluntarios", no parece que corroboren la idílica y falsa cara que la cómplice prensa occidental muestra sobre éstos terroristas.

En conclusión, apenas unas líneas manipuladas para "informar" acerca de un salvaje atentado dirigido específicamente contra niños, pero niños de "segunda clase", de la misma manera que Occidente y su prensa consideran a los niños yemeníes, de Donbass o de Iraq.

Esta constante y nauseabunda intoxicación y manipulación informativa sobre Siria para convencernos de la criminal tiranía de Al Assad y sus aliados, se ahorra explicarnos como la región de Rashidin (lugar del atentado) está en manos de Ahrar al Sham, grupo yihadista apoyado por Ankara y países occidentales; EEUU se opuso hace meses a la petición rusa para su inclusión en la lista de organizaciones terroristas de la ONU.

La auténtica realidad sobre los terroristas yihadistas que combaten al gobierno de Al-Assad es tan escalofriante que no puede ser presentada a la opinión publica occidental sin una contra parte, en este caso falsa, que pueda hacer más digerible el hecho de que los gobiernos occidentales, en pos de sus objetivos geopolíticos han creado, alimentado, propiciado y afianzado la expansión del yihadismo en Siria y, posteriormente, en Iraq.

Por esa razón no se hace hincapié en que tanto en Idlib como en el oeste de Alepo no opera DAESH, sino que es zona de rebeldes "moderados" según los denomina esta misma prensa, pese a que su "moderación" les lleva a cometer este tipo de masacres; los mismos "rebeldes moderados" responsables de asediar durante años estos pueblos chiitas y que finalmente no han dejado escapar su presa de la forma más vil y traicionera. Cada reporte sobre Siria que aparece en la prensa, trata burdamente de confundirnos al especificar entre "rebeldes buenos" y malvado "Estado Islámico", cuando los hechos han demostrado que no hay tal diferencia.

Los grupos yihadistas no solo no reciben la mínima "reprimenda" por parte de la prensa europea, sino que incluso sacan partido de su propio atentado. Es lo que han tratado de vender algunos medios con una lamentable y fugaz campaña entorno a la figura del conocido yihadista Abd Alkader Habak, que para algunos medios se ha convertido en héroe; su "imagen cargando en brazos con un niño herido y llorando después derrumbado junto a un cadáver de un menor se ha convertido este domingo en icono de la tragedia en Alepo". (9)

Abd Habak, presentado como fotógrafo, cineasta, voluntario, periodista y activista, según el medio que se consulte, es el mismo que ha venido informando desde territorio del Frente Al-Nusra, el mismo que estaba transmitiendo vía Internet desde Aleppo Oriental cuando la ciudad sufrió más de 50 días sin electricidad o con cortes casi totales y seguramente conocedor de que no habría mas bombas, ahora se hace mediáticamente famoso mediante una foto preparada y un burdo teatro. Como ya hemos señalado, una supuesta actitud heroica y desinteresada que sin embargo contrasta radicalmete con el testimonio de los supervivientes acerca del trato recibido por parte de los yihadistas que "escoltaban" el convoy y por parte de los White Helmets.

Venezuela

El diario español "La Vanguardia", cuya trayectoria de posicionamiento en favor de los grupos terroristas en Siria debería ser incluso motivo de investigación judicial, presentaba el injustificable comportamiento de la oposición venezolana al atacar un hospital materno en Caracas, ofreciendo el siguiente titular suficientemente manipulado:
"Protestas y represión siguen en Venezuela con un ataque a hospital infantil" (10)
La Vanguardia menciona de pasada la denuncia de la canciller venezolana Delcy Rodriguez afirmando que "bandas armadas contratadas por la oposición" atacaron el hospital materno infantil en la zona caraqueña de El Valle, para a continuación exponer la visión opositora recogiendo la versión de "medios venezolanos";
"...se produjo una manifestación con cacerolazos en El Valle y, cuando la policía intentó dispersar con gases lacrimógenos a los opositores, estos entraron en el hospital infantil."

Poco importo para éste diario que el Gobierno venezolano difundiera imágenes de los pasillos del hospital regados con las piedras lanzadas por los grupos violentos. Además, la mismísima CNN ofrece su propia versión, tras entrevistar a la directora de la maternidad Comandante Supremo Hugo Rafael Chávez Frías, Rosalinda Prieto; según ella, 58 niños fueron desalojados después de que sus vías respiratorias se vieran afectadas por el humo de basura quemándose y que estaba bloqueando el acceso a la calle a manera de protesta contra el gobierno. (11)

Siguiendo con la publicación de La Vanguardia, y tras dejar el periódico claro su punto de vista, se incluye de pasada la mención al asesinato de policías de la Guardia Nacional Bolivariana, entre las decenas de fallecidos a raíz de las "pacificas protestas opositoras". De la misma manera fugaz se mencionan las acusaciones gubernamentales contra Iván Pernía, detenido por su presunta responsabilidad en una de esas muertes, la de una joven en el estado Táchira (oeste). Pernía es uno de esos pacíficos opositores que  milita en el partido Vente Venezuela de la exdiputada María Corina Machado.

Poco importa la verdad respecto a Venezuela, con una Revolución Bolivariana condenada mediáticamente en Occidente ( y especialmente en España ) desde hace casi dos décadas. Es un hecho que incluso esta burda propaganda, destinada a acusar al chavismo de auto-atacar instituciones o bienes del Estado para "ganar popularidad" frente a la oposición, cala entre la ya suficientemente adoctrinada opinión pública europea.

Como bien explica el periodista y ex-ministro de Comunicación de Venezuela, Mauricio Rodríguez, "el objetivo de esa estrategia mediática es construir una realidad que permita convencer a las personas de que el Gobierno bolivariano debe caer, porque es supuestamente represor y asesino". El uso intencionado de las redes, advirtió Rodríguez, permite tergiversar los hechos para fabricar realidades:
  "En la medida en que las personas están más lejos de los hechos, son más fácilmente manipulables".
No puede extrañarnos que incluso se dé crédito a los delirios de personajes como el alcalde de El Hatillo, David Smolansky, una importante figura de la oposición y líder del partido Voluntad Popular, quien en las redes sociales difundía que la policía de Caracas estaba “empezando a usar armas químicas” contra las fuerzas de oposición, comparando el la actuación policial en Venezuela con el reciente y falso incidente químico en Siria. (12)

Forman por tanto parte de una gigantesca y coordinada puesta en escena diseñada para mostrar al mundo el caos y la degeneración que según sus relatos envuelve a toda Venezuela, que sólo sera resuelto tras la llegada al poder de la oposición, la firma de acuerdos con el FMI, la privatización del petroleo o la instalación ( como en Colombia ) de bases militares estadounidenses, pese a la movilización de más de tres millones de venezolanos en Caracas, que manifestaron su apoyo incondicional a la Revolución bolivariana el pasado 19 de abril.

De la misma manera que casi ningún medio del Estado español ha informado de como ocho personas, de entre 17 y 45 años, fallecieron electrocutadas cuando entraron en contacto con un cable de 220kv de un refrigerador al tratar de saquear una panadería en Caracas, algo que los medios mainstream han atribuido sin dudarlo a la represión del gobierno de Maduro. (13)

En cambio, se da crédito a las "teorías conspirativas" de la oposición venezolana culpando al Gobierno de Maduro por los disturbios. El diputado opositor José Guerra sostenía que "los saqueos fueron promovidos por el Gobierno y hechos por grupos paramilitares" y que la violencia en esa zona de la capital venezolana la inició la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que, según él, disparó hacia edificios y lanzó bombas lacrimógenas para dispersar una protesta opositora en las cercanías de un hospital materno infantil, hasta el punto que "el humo de las bombas lacrimógenas se extendió hasta el materno y tuvieron que evacuarlo".

Los medios de comunicación y el elemento psicológico
Esta actitud de los medios de comunicación de masas apenas representa nada nuevo; puro "conductismo social".

Como definió Pavlov, los"reflejos condicionados" se basan en el mecanismo "estímulo-respuesta", diseñados al milímetro para provocar reacciones en las masas potenciando los reflejos condicionados pavlovianos o primer sistema de señales nervioso, en detrimento del "racional" o segundo sistema de señales lingüístico pavloviano basado en el lenguaje y el pensamiento.

Lo cierto es que el periodismo cambió radicalmente tras la masacre de My Lai perpetrada en 1968, dónde tropas estadounidenses mataron a cientos de civiles vietnamitas. El periodista Seymour Hersh dió a conocer la noticia de la masacre y su encubrimiento, si bien Hersh en realidad nunca fue a ese lugar y entrevistó a los soldados en Estados Unidos. Otros periodistas como John Pilger y Ryszard Kapuscinski, mostrando la crudeza real de la guerra de Vietnam, terminaron por sacudir la opinión pública en EE.UU frente a la edulcorada y manufacturada versión del Departamento de Estado y el Pentágono. Se hizo pues necesario un cambio de estrategia en cuanto a los periodistas  y comenzaron a funcionar los famosos “corresponsales empotrados”, produciéndose desde entonces un cuadro vergonzoso y sesgado de los eventos como pudimos comprobar durante las guerras en los Balcanes, la Guerra del Golfo, Libia o las invasiones de Iraq o Afganistán por parte de EE.UU y sus aliados.

Una prensa que ha sido capaz de hacer creer al mundo las farsas sobre las matanzas de Timisoara, la "limpieza étnica" solo practicada por los serbios o el lamentable espectáculo de la CNN en la primera Guerra del Golfo. Después llegaron las revoluciones de color, el uso instrumental de Internet, las falsas "primaveras árabes" o el intento de reconquistar Venezuela una vez se fue Chávez.

La última gran contribución de las transnacionales de la información es su descarada cobertura sobre los acontecimientos en Ucrania, apoyando un golpe de estado llevado a cabo por neo-nazis.

Este tipo de periodismo ha logrado separar por completo las acciones militares sobre el terreno del acontecer político, como hemos podido comprobar respecto a la agresión estadounidense sobre Siria, afianzando estereotipos pre-fabricados en pos de la producción de subjetividades acríticas, destinados al consumo de la actual "sociedad del espectáculo", donde espectadores y lectores esperan que el conflicto contenga un drama cuasi cinematográfico, más allá de profundizar de manera objetiva en las causas que motivan la violencia.

Pese a esta abrupta realidad, la teoría sobre la "libertad de prensa" o el "cuarto poder" sigue santificando una profesión que actualmente nada tiene que ver con lo que en sus fundamentos éticos se recoge.

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa aprobó por unanimidad en Estrasburgo en 1993 una resolución que contemplaba algunos principios éticos del periodismo, que estimó que deberían ser aplicados en Europa, que no merecen mención más allá de la pura hipocresía que destila.(14)

En sus 38 artículos aborda una serie de cuestiones acerca de como las noticias deben estar "regidas por los principios de veracidad e imparcialidad, diferenciándolas de los rumores y las opiniones, que aunque por ser objetivas no pueden exigirle veracidad, sí deben hacerse desde planteamientos honestos y éticos, sin ocultar o negar la realidad de datos o hechos".

En España, el Código Deontológico de la profesión periodística de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España(FAPE), aprobado por su Asamblea Extraordinaria de Sevilla en 1993, es el documento de deontología periodística más importante en España. (15)

El código deontológico del periodista es un documento que recopila los fundamentos generales que regulan el comportamiento de los informadores y cuyos principios son:

-El respeto a la verdad.

-Estar abierto a la investigación de los hechos.

-Perseguir la objetividad aunque se sepa inaccesible.

-Contrastar los datos con cuantas fuentes periodísticas sean precisas.

-Diferenciar con claridad entre información y opinión.

-Enfrentar, cuando existan, las versiones sobre un hecho.

-Respeto a la presunción de inocencia.

-Rectificación de las informaciones erróneas.


(10) http://www.lavanguardia.com/politica/20170421/421913793025/protestas-y-represion-siguen-en-venezuela-con-un-ataque-a-hospital-infantil.html